Servicios
entrevista guillem

Vinaròs fue una de las pocas capitales que el 11 de mayo pasó a la fase 1 de la desescalada, a pesar de que todo apuntaba a que los 24 departamentos de la Comunidad Valenciana lo conseguirían. Casi dos semanas después, cuando se esperaba pasar a la fase 2, el alcalde, Guillem Alsina, lamenta que se tenga que esperar por el impacto que pueda tener para la ciudadanía del municipio y, sobre todo, para el tejido comercial local.

¿Cuál fue la primera reacción del equipo de gobierno al conocer el establecimiento del estado de alarma?

Además de cerrar espacios donde suele haber mucha aglomeración y las dependencias municipales, nos fuimos organizando poco a poco y buscamos material de protección, sobre todo mascarillas y buzos, porque en el hospital durante las dos primeras semanas no tenían suficiente material. Estuvimos buscando en las ferreterías, tuvimos donaciones de la comunidad china y todo lo que encontrábamos lo distribuíamos primero a nuestros equipos de Servicios Sociales, a la brigada municipal y sobre todo en los hospitales. En las tres primeras semanas también fuimos desinfectado todo mucho con protocolos de limpieza exhaustivos para desinfectar por la mañana y tarde en todos los barrios y sobre todo en zonas como la residencia. Fueron tres semanas de locura pero finalmente me quedo con que hemos conseguido llevar a cabo unos protocolos que yo creo que han funcionado bastante bien.

¿Cuál la situación en la residencia de mayores?

Nosotros hemos estado en todo momento en contacto porque es privada para suministrar EPIs, hemos hecho desinfecciones por parte de la UME en los interiores y exteriores del centro, con una empresa que hemos contratado y últimamente también han venido los bomberos de la Diputación para seguir con las tareas. La verdad es que afortunadamente no hemos tenido ningún caso, teníamos tres sospechas pero han dado negativo y creo que también ha sido gracias a que antes de iniciar el protocolo ya cerraron la residencia y las visitas se pararon. Esto ha dado un buen resultado y por suerte no hemos tenido que lamentar ninguna víctima.

«Nos organizamos para buscar material sanitario y repartirlo a nuestro hospital porque no tenía suficiente»- Guillem Alsina

¿Habéis desarrollado planes de ayudas para las empresas locales?

Lo más rápido que hemos hecho ha sido actuar en la ocupación de la vía pública para ayudar los bares y restaurantes que tienen terraza y esta tasa se ha eliminado totalmente hasta mayo de 2021. Respecto a las paradas del mercado municipal también hemos suspendido el cobro de su tasa, igual que en el caso del mercado de los jueves.

Además, se ha hablado bastante con la Diputación para cambiar todo el calendario fiscal y retrasar todo hacia finales de 2020 e hicimos una mesa de trabajo con el resto de partidos políticos y tenemos una batería pendiente de estudio por parte del área de Hacienda para ver qué podemos hacer. Por lo tanto, hemos hecho lo que teníamos dentro de nuestras competencias municipales.

¿Qué rol ha adquirido la oposición?

La verdad es que muy bueno. Poquito a poquito todos nos hemos arrimado en una misma dirección tanto en las juntas de portavoces como en los plenarios y muchas propuestas demuestran que la colaboración ha sido total y absoluta.

También habéis desarrollado acciones de carácter social, como la orientación psicológica para familias. ¿Cómo ha funcionado desde su inicio?

Ha sido muy positiva porque la verdad es que se nos agradece mucho nuestra relación cercana y atenta, por ejemplo a través de las redes sociales, y yo creo que todas las acciones de emergencia que se han llevado a cabo desde servicios sociales han sido una maravilla. Nosotros por ejemplo en abril del 2019 teníamos unas 35 prestaciones de emergencia para familias y ahora en abril de 2020 se nos ha disparado a unas 240, entonces toda la tarea que han hecho desde servicios sociales, más allá del programa de orientación psicológica, como en el caso del servicio de atención a las mujeres víctimas machistas, de comida a casa o de compra… ha tenido muy buen resultado. También hemos tenido la colaboración de Cáritas y Cruz Roja que se han sumado en todo momento y se ha hecho un trabajo espectacular y extraordinario desde estos equipos que hay que poner en valor. Este servicio ha sido fundamental.

Nuestros equipos de Servicios Sociales nunca han tenido temor y han atendido personas sin importar si tenían covid o no».- Guillem Alsina

Sin duda, esta pandemia ha servido para visibilizar su tarea. Hacen un trabajo espectacular y además ellos tienen el contacto directo con las personas. Están en las trincheras y nunca se les ha negado la asistencia a domicilio, no les importaba si tenían covid o no porque ellos enseguida se ponían el mono de protección. Nunca han tenido temor y yo estoy muy contento y agradecido por su tarea impecable.

Habéis lanzado la campaña ‘El comercio de Vinaròs continúa a tu lado’. ¿Habéis visto un incremento de las ventas con esta iniciativa?

A nivel de ventas online costará más porque la gente no está muy acostumbrada a comprar online a nivel local pero en la iniciativa sí que se ha hablado con desarrolladores de webs locales para dar visibilidad nuestros comercios y poquito a poquito se han ido sumando. La última vez que lo consulté eran más de 30, pero cada vez hay más.

Es una de las cuestiones que hemos visto claro que hay que impulsar. Hay que aproximar el comercio local y de proximidad en el municipio, darles herramientas útiles por si vuelve a pasar en una nueva ola o hay que estar en casa. La respuesta de la gente en estas dos semanas de la fase 1 ha mostrado que tenía muchas ganas, a pesar de todas las medidas, pero necesitaba tener el comercio de Vinaròs abierto. La gente ha ido a comprar y esperamos que continúe así porque uno de los puntos más importantes de nuestra economía es el pequeño comercio.

¿Os planteáis ayudar o dar herramientas para que los comercios sin canal de venta online puedan adaptarse a las nuevas necesidades?

La agencia de desarrollo local está buscando ejemplos en nivel nacional para ver cómo se puede incentivar el comercio y hacemos reuniones telemáticas entre la concejala y unos 15 representantes del comercio local para ver sus sugerencias y estamos abiertos a actuar y ayudarlos en diferentes vías porque somos conscientes de que hay que poner toda la carne en el asador para ayudar al pequeño comerciante, a los autónomos y las pymes para que todos sumemos esfuerzos. Sabemos que viene una crisis económica grave pero hay que intentar que no sea tan agresiva y solo podemos conseguirlo juntos.

¿Cómo se ha comportado la ciudadanía durante la desescalada?

La respuesta de la ciudadanía ha sido impresionante. Siempre hay alguna nota discordante pero la Guardia Civil y la Policía siempre han estado eficientes y se ha denunciado a quienes no se han comportado como debían. Pero el 95% de nuestro vecindario ha sido ejemplar. Ahora en la fase 1 ha habido un poco de descontrol, sobre todo respecto a la asistencia a las terrazas de bares, pero vamos viendo que se van cumpliendo las medidas de distancias sociales, los empresarios van cumpliendo y vemos cómo se normaliza la situación. Estamos relativamente contentos de la respuesta de la ciudadanía.

Finalmente no se va a pedir el paso a la fase 2 el lunes, de forma que podríais estar tres semanas en la fase 1 y no dos como se esperaba. ¿Qué valoración hacéis?

Hemos hecho junta de portavoces para reclamar a la consellería que continúe con el mismo criterio de hacer la desescalada por departamentos sanitarios. Nosotros empezamos de los primeros la desescalada y cumplimos con los requisitos. Hemos tomado la sorpresa de pedir el paso de toda la Comunidad Valenciana mal porque aquí nuestros hosteleros han hecho un esfuerzo y esperaban esta segunda fase para trabajar con un aforo interior del 40%. Hemos estado toda la semana trabajando desde el Ayuntamiento para tratar de restablecer todo y ahora de repente nos encontramos esta desagradable sorpresa. Nos ha descolocado como institución, pero también al resto de empresarios que se estaban preparando para avanzar.

¿Qué mensaje transmitiría a la ciudadanía de cara a las próximas semanas de desconfinamiento?

Mucho conocimiento, sobre todo. Que hagan caso. Está claro que todos tenemos muchas ganas de salir a ver nuestros familiares y amigos pero hace falta no olvidar que el virus no se ha marchado, continúa entre nosotros aunque más dormido. Hay que continuar con las medidas de seguridad y distancia social y es más necesaria que nunca la precaución. Podemos salir, pero sería muy duro tener que dar un paso atrás. Tenemos todo el personal sanitario, brigadas, cuerpos de seguridad y equipos de servicios sociales cansados y sería una inconsciencia ser irresponsables.